Resistencia contra la ineficiencia

Los límites del poder y las libertades de los individuos fueron estudiados por
diversos intelectuales en los años 70. Aunque no podrían haber vaticinado el
presente que hoy se vive a causa de la pandemia, si estudiaron el funcionamiento
de los sistemas de poder aceptados socialmente, y vaya que llegaron a
importantes conclusiones, hoy me refiero específicamente a la de Michel
Foucault, quien definió la relación entre el poder y la vida cotidiana, con la
biopolítica, que es la implementación de acciones políticas sobre la vida, tanto en
cuerpos individuales como en poblaciones. La resistencia de los individuos, creía
el filósofo, era el antídoto contra la trama de la biopolítica.


Desde luego que lo que actualmente se vive con las restricciones de movilidad y
la obligatoriedad del uso del cubrebocas, nos pone a reflexionar sobre el poder de
las autoridades, quienes se supone que deben representar una guía responsable
para los ciudadanos.


En el estado de Chihuahua la situación de contingencia es cada vez más difícil, las
medidas restrictivas son insostenibles y el semáforo rojo enardece a la población
afectada; muchos comerciantes del estado ya se unieron para abrir sus locales y
desesperados por encontrar un ingreso para llevar el alimento a sus hogares
desafiaron a las células COVID.


El Gobierno del estado ya advirtió que el sector restaurantero, por ejemplo, debe
permanecer cerrado, sin embargo solo los que se ganan la vida con lo que
obtienen diariamente saben lo funesto de esta decisión.


Se especula que la iniciativa privada (sobre todo el sector informal) seguirá
desobedeciendo, ya que si los establecimientos como los expendios tienen
permitido operar aunque sea algunos días de la semana, ese será el principal
argumento que los ampare.


A la expectativa de una solución que brinde medidas equilibradas de reapertura
están también los empresarios, quienes se encuentran con el agua en el cuello
por los compromisos del aguinaldo de sus empleados.


Será interesante prestar especial atención al respaldo hacia el Gobernador de
parte de la sociedad de Chihuahua, porque no sólo estamos hablando de las
impopulares medidas restrictivas, sino que también hay desacuerdo con su
relación con el ejecutivo y en su protagonismo en la alianza federalista.


Más personas confían menos en las acciones del gobierno, un estrago más en el
camino hacia la consolidación de la paz y la democracia en medio de la crisis de
salud.

RELACIONADOS