La era de la globalización y la información

A lo largo de los últimos años la realidad que vivimos ha sido cambiante y de constante evolución, las distancias se han acortado, la información se ha multiplicado, la tecnología ha avanzado y la dinámica ha evolucionado.

Como testigos de esta nueva era de la información la realidad nos exige más y mejor acceso y uso de la misma, lo cual significa el correcto manejo y procesamiento de esta, con una mente más objetiva y analítica, ¿por qué lo digo?

El contexto internacional actual otorga una gama de contenido de todo tipo, especializado, interés general o de tipo parodia, esto genera que la información sea tan basta que la línea entre lo fidedigno y las fake news sea muy delgada o difícilmente detectable, lo cual tiene un efecto negativo cuando estas últimas se viralizan a lo largo de las diferentes redes sociales causando muchas veces pánico, miedo, enojo, pero más que nada, desinformación.

Un claro ejemplo del nivel de interconexión actual se puede analizar en la presente pandemia del Covid-19, la cual empezó en la provincia china de Wuhan, expandiéndose rápidamente por el país, traspasando fronteras, incrustándose en países europeos en cuestión de semanas y posteriormente cruzando el atlántico para llegar a territorio americano, un efecto catapultado por la globalización e informado por la media internacional.

El miedo e incertidumbre dominaron las redes desde principios de año, sitios y páginas web de dudosa procedencia inundaron de fake news e información alarmante mientras países y regiones enteras paralizaban actividades y cerraban fronteras, pero, ¿qué nos deja esto?

Sin duda alguna nos deja lo que ya se venía corroborando y afirmando desde hace años, la globalización nos alcanzó, el mundo interconectado demanda prácticas y manejos totalmente diferentes a los que se empleaban hace décadas. Somos testigos del salto que dio la comunidad internacional hacia la digitalización e inundación de información, lo cual nos pone automáticamente en el punto en que podemos ser presas de la misma o bien artífices del aprovechamiento y capitalización, generando análisis y contenido de calidad.

Sectores como el del análisis de la información como el ascendente blockchain, son campos que el mundo actual está explorando y explotando, los cuales son implementados en sectores como el gubernamental, privado y diplomático, dando orden a las bases de datos y exprimiendo el beneficio que esto puede brindar hoy día.

Dependencias federales como el Departamento de Salud y Servicios Humanos del gobierno de Estados Unidos, a través del liderazgo de su ex jefe oficial de información, Jose Arrieta, implementó el reciente blockchain, generando una base de datos extensa con el fin de rastrear y mapear los casos y números de Covid-19 en todo el territorio estadounidense, siendo punto de partida para la toma de decisiones y control del virus.

Debemos empezar a racionalizar la información y ver los acontecimientos actuales como frutos que pueden tener repercusiones directas en los diversos sectores y regiones del mundo, es decir, analizar que sí los precios de las gasolinas bajaron drásticamente en México, seguramente es porque hubo un suceso que tuvo como consecuencia el hecho, en ese caso la falta de acuerdos y guerra de precios entre saudíes y rusos, ambos miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), reflejándose directamente en el precio de los combustibles internacionales.

A lo que voy, el común denominador de nuestro presente se encuentra en la conjunción de la información y la globalización, factores que se deben usar, aprovechar y capitalizar con el fin de controlar y prever lo que el futuro depare, así como los diversos filtros que cada uno de nosotros debe generar para la exclusión de basura informática, evitando así la inflación de falsas ideas y panoramas generales erróneos en nuestras sociedades.

RELACIONADOS