El presidente asegura que la persecución de precandidatos chihuahuenses tiene trasfondo electoral

López Obrador dijo esta mañana que, “por lógica”, las acusaciones de la Fiscalía General de Justicia (FGJ) de Chihuahua en contra de tres precandidatos tienen “un trasfondo electoral”.

La entidad tiene elecciones el próximo año para sustituir al Gobernador Javier Corral Jurado, quien vincula a estos tres políticos con el exmandatario César Duarte, detenido en Estados Unidos por corrupción.

Durante su conferencia de prensa, el presidente consideró que no es necesario un supuesto “bloque” de ayuda para sacar a los precandidatos de la contienda electoral del próximo año.

“No creo que eso ayude, agruparse en bloques (…) no tengo duda de que ese agrupamiento que se creó de gobernadores, lo fundamental es lo político-electoral, porque no hay ninguna razón”, agregó.

Afirmó que los casos del Senador del partido Morena, Cruz Pérez Cuéllar, de quien busca su desafuero la Fiscalía estatal; la denuncia contra Gustavo Madero por el presunto desvío de 20 millones de pesos; y una denuncia contra la Alcaldesa de Chihuahua, María Eugenia Campos, por presuntos nexos con el exgobernador César Duarte; se tratan de un tema electoral, ya que los tres personajes figuran como precandidatos a la gubernatura de la entidad.

“La denuncia contra Gustavo Madero, me preguntan de eso, tú sobre el Senador Cruz Pérez Cuéllar y también de la denuncia de la Presidenta Municipal de Chihuahua, los tres por los informes que tengo de los medios, los tres son precandidatos al Gobierno de Chihuahua. Entonces, por lógica, es un asunto político electoral. Esto va seguir pasando, es normal, no solo se da en México”, destacó.

Aunque López Obrador aseguró que su Gobierno no intervendrá en estos asuntos, señaló que está en contra del desafuero y recordó que en 2006 a él lo querían “desaparecer de la boleta electoral” durante la contienda presidencial de dicho año.

Indicó que este tipo de denuncias, como la que presentó la FGJ de Chihuahua, suelen ser “represalias políticas”.

Finalmente, el mandatario federal exhortó a la población a denunciar cualquier tipo de delito electoral, el cual destacó ya es considerado como delito grave. Además, consideró que será la ciudadanía quien debe tomar la decisión sobre quienes serán sus representantes estatales y que sea un proceso totalmente democrático. 

RELACIONADOS